¿Qué Es La Anemia? Consejos Para Combatirla Y Sentirse Mejor

La anemia se define como la disminución de la hemoglobina en los glóbulos rojos o eritrocitos circulantes en la sangre, en relación con un valor establecido como adecuado por la Organización Mundial de la Salud según edad y sexo. Es considerada una enfermedad, aunque en algunos casos no es evidente la presencia de síntomas. El hecho de realizar el diagnóstico de anemia conlleva a la aplicación de tratamiento adecuado por parte del médico para corregirla.

Esto conduce a preguntar entonces ¿qué es la hemoglobina? Es una proteína que se encuentra dentro de los glóbulos rojos y contiene hierro en su estructura, lo que da el color rojo característico de la sangre.

¿Qué funciones tiene la hemoglobina, que es tan importante para la vida? Transporta el oxígeno a todas las partes del organismo para un adecuado funcionamiento de este.

Como puedes apreciar la anemia es un trastorno de la sangre. La sangre es un líquido esencial para la vida que el corazón bombea constantemente por todo el cuerpo a través de las venas y las arterias. Cuando hay algo malo en la sangre, puede afectar la salud y la calidad de vida.

En presente artículo te presentaré como diagnosticar la anemia y algunos consejos para combatirla y sentirse mejor.

Los síntomas y signos son:

 • Cansancio, fatiga, laxitud y debilidad.

• Sofocación inclusive después de ejercicio moderado.

• Mareo o dolor de cabeza.

 • Palpitaciones, la persona se queja de sentir sus latidos cardíacos.

• Palidez de la piel y de las membranas mucosas (labios y ojos) y debajo de las uñas.

• Irritabilidad.

 • Falta de apetito.

 • Edema (en casos crónicos graves).

 • Aumento de la cantidad de líquido que se retiene en las piernas principalmente. • Dificultades en el aprendizaje y la concentración.

 • Crecimiento deficiente.

 • Disminución en la capacidad de defensa a las infecciones.

• En embarazadas, puede provocar parto prematuro y riesgo de muerte, durante o después del parto, por hemorragias.

images

¿Quiénes padecen más la anemia?

– Lactantes mayores de 6 meses que permanecen con una alimentación solo a base de leche o con una introducción inadecuada de los alimentos que son fuentes de hierro.

– Niños (fundamentalmente menores de 5 años) donde los requerimientos de hierro son muy altos y adolescentes por el aumento de las necesidades de hierro al encontrarse en una etapa de rápido crecimiento.

– Embarazadas, por la exigencia de hierro del feto y el comienzo del embarazo con posibles bajas reservas de este mineral en su organismo.

 – Mujeres en edad fértil: por la pérdida de sangre propia de la menstruación. En este último grupo se incluyen, particularmente, las adolescentes, en las que existen irregularidades menstruales y de alimentación.

– Ancianos, por la dificultad en la masticación de los alimentos y la absorción de los diferentes nutrientes.

Diagnóstico de la anemia

Una persona puede averiguar que tiene anemia de formas distintas. Usted puede tener síntomas e ir al médico y este descubre la anemia con pruebas de sangre. El médico también puede darse cuenta de que usted tiene anemia con los resultados de pruebas que le haya hecho por otro motivo. Probablemente el médico le preguntará acerca de sus antecedentes médicos y familiares, le hará un examen y le recomendará que se haga pruebas o procedimientos para ver si tiene anemia, cuál es la causa y qué tan grave es. Esta información le servirá al médico para tratar la anemia y el problema de fondo que la causa. La mayoría de las anemias son tratables. Por eso es importante un diagnóstico exacto.

descarga

Orientaciones para el tratamiento

Siempre es necesario acudir al médico para investigarla, utilizando los exámenes indicados. Cuando la anemia es por carencia de hierro resulta relativamente fácil su tratamiento, pues en la mayoría de los casos es el resultado de una dieta baja en cantidad o calidad de hierro. En caso de anemia ligera, se sugiere la modificación de los hábitos alimentarios y la dieta, promoviendo el consumo de alimentos ricos en hierro y vitamina C. En una segunda etapa se recetan suplementos de hierro diarios y, además, siempre se hacen recomendaciones dietéticas. En caso de enfermos gravemente anémicos, que vomitan, y no toleran el hierro oral, pueden recibir preparaciones inyectables de hierro o transfusiones. En todos los casos, se debe buscar y tratar la causa subyacente de la anemia.
anemia falta hierro 1024x514

Consejos prácticos

El tratamiento dietético para la anemia por deficiencia de hierro consiste en un régimen normal de alimentación, según las recomendaciones nutricionales de cada individuo, pero incorporando a la dieta aquellos alimentos ricos en hierro (hígado, carnes rojas, pollo, pescado, frijoles, soya, yema de huevo, alimentos fortificados con hierro, etc.), y realizando una correcta combinación de los mismos para mejorar su biodisponibilidad, sin que otras sustancias impidan su absorción. En este sentido se recomienda:

 • Alejar las bebidas de te o café de las comidas (1 o 2 horas posteriores)

• Incluir en las comidas jugos de frutas tales como naranja, limón, toronja, guayaba, fruta bomba, zanahoria u otras fuentes de vitamina C.

 • Consumir productos lácteos (Leche, yogur, queso u otros) como meriendas en lugar de con las comidas

• La descongelación de las carnes se debe realizar a temperatura de refrigeración o ambiente. Nunca descongelar la pieza en agua porque el hierro se solubiliza y se pierde.

 • El huevo nunca se debe consumir crudo, es preferible que su cocción sea “pasado por agua” y debe ingerirlo conjuntamente con vegetales (pimiento rojo, tomate) y frutas frescas o jugos de frutas (guayaba, naranja y mandarina).

• Priorice la ingestión de frutas y vegetales frescos y en su forma natural, debido a que la cocción destruye sus vitaminas.

• Evite quitar la cáscara de frutas y vegetales que lo admitan (tomate, guayaba, pepino, chayote, etc.)

• De los métodos de cocción de los vegetales se recomienda el cocinado al vapor o con muy poca agua para evitar las pérdidas del hierro que se hace soluble en el agua y se desecha. Otra opción es utilizar el agua de cocción de los vegetales en la preparación de otros alimentos como cremas, sopas, arroces, etc.

• Preparar las ensaladas crudas inmediatamente antes de consumir. Aliñe con jugo de limón, debido a que de esta forma se conserva e incrementa la cantidad de vitamina C de la dieta, lo que facilita la absorción del hierro no hemínico.

 • Elaborar los jugos de frutas y vegetales inmediatamente antes de consumir, la vitamina C se destruye con el oxígeno y la luz.

• Los frijoles se deben combinar en las comidas conjuntamente con productos cárnicos, vegetales, frutas frescas y jugos de frutas. La estrategia de enfoque dietético debe comenzar desde la preparación del profesional de la salud y a su vez de la población, para el conocimiento de los alimentos que debe ingerir, como prepararlos y en que cantidades y frecuencia deben ser presentados a la familia.

Tratamiento de la anemia

Con frecuencia la anemia es fácil de tratar. El tratamiento que el médico elija depende del tipo de anemia que usted tenga, de la causa de esta y de su gravedad. Los principales objetivos del tratamiento son:

Aumentar las cifras de glóbulos rojos o la concentración de hemoglobina para mejorar la capacidad de la sangre de transportar oxígeno.

Tratar el problema de fondo que está causando la anemia

Prevenir complicaciones de la anemia, como daños del corazón o los nervios

Aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida

El tratamiento de algunas anemias consiste en modificar la alimentación y tomar suplementos nutricionales. Para otras anemias el tratamiento consiste en medicinas, procedimientos, cirugías o transfusiones de sangre (en el caso de la anemia grave).

Espero que la presente información haya sido de su utilidad por acá te dejó un vídeo sobre los tres mejores jugos que puedes agregar a tus comidas diarias para curar y prevenir la anemia.

Deja un Comentario

Leer más
Como Aclarar las Manchas Oscuras de la Piel

Las manchas oscuras de la piel muchas veces se deben a problemas de hiperpigmentación. No todas las manchas oscuras de la...

Cerrar