Remedios Caseros Contra Las Heridas

Que persona en algun momento de su vida no ha tenido alguna herida, es más, pueda que en este momento tienes una herida que te está causando mucho dolor y no sabes que hacer para curarla, pues para ello hay muchos remedios caseros contra las heridas.

Pero antes de hacer uso de alguno de estos remedios contra las heridas, es importante que tengas en cuenta que son remedios que se recomienda para heridas leves, ya que las heridas un tanto complicadas es mejor que recurras a un médico.

Aunque, recuerda que las opciones de remedios naturales son los que muchas veces se recomiendan más. Dichos remedios son los que se vienen utilizando para curar heridas desde tiempos milenarios. Pues entonces en seguida toma nota de los siguientes remedios caseros para curar las heridas que puedes tener en cuenta.

Remedios Caseros Para Las Heridas

Remedio de ajo para las heridas

El ajo es uno de remedios para curar las heridas que más destacan, especialmente para los raspones. Una de las propiedades por la que se utiliza bastante es que tiene un alto porcentaje de antibacterianas que son especiales para ayudar en la protección contra la infección; aunque se tiene que utilizar con bastante cuidado, no dejarlo sobre la zona afectada por más de 20 minutos. La preparación de este remedio casero es sencillo y rápido.

Para preparar un buen remedio para las heridas necesitas de dos dientes de ajo y tres cucharadas de vino. Simplemente tienes que licuar el ajo con el vino por un buen momento. Licuar hasta que los ajos se desintegren perfectamente y conjuntamente con el vino formen una especie de pasta. Ahora coloca en un recipiente bien limpio con tapa, colócala por dos horas en la nevera para que enfrié un poco.

La aplicación es el paso más fácil y rápido. Solo tienes que empezar por lavarte las manos muy bien con abundante agua y jabón neutro. Luego recién empezar con la aplicación del remedio directamente sobre la herida. Deja actuar la preparación sobre la herida 20 minutos como máximo. Pasado el tiempo indicado tienes que empezar a lavar con abundante agua y dejar secar al aire libre.

ajo

Aplica miel de abeja

Aunque no se lo crea, la miel de abeja es uno de los grandes productos naturales para utilizarlo como remedio contra las heridas. Una de las grandes cualidades por la que la miel de abeja es recomendada para tratar las heridas es que tiene propiedades que son geniales para deshidratar las bacterias que se acumulan con mucha frecuencia en las heridas, dejándola limpia y libre de infecciones.

Para que tengas un remedio excelente para tratar las heridas no es necesario que mezcles la miel de abeja con otros ingredientes, tienes que hacer uso únicamente de la miel de abeja. Antes de nada, tienes que limpiar muy bien la herida con un poco de agua ligeramente tibia y una gasa. Luego aplicar una ligera cantidad de miel de abeja sobre toda la herida y deja actuar por lo menos media hora. Pasado el tiempo indicado tienes que lavar con abundante agua y dejar secar al aire libre. Una vez que ha secado cubre la herida con una gasa bien limpia.

miel2

Aplica vinagre blanco

El vinagre blanco es un remedio que se recomienda para ayudar a curar las heridas que ya están cicatrizando, ya que básicamente tiene propiedades astringentes que se recomiendan para la limpieza de las costras de las heridas, lo que básicamente ayuda a eliminar las bacterias y limpiarla profundamente, además de dejarla intacta y evita que se lastime más, lo que podría retrasar el proceso de cicatrización.

La preparación de este remedio es bastante sencilla, solo tienes que mezclar un litro de agua con dos cucharadas de vinagre blanco. Puedes colocar la preparación en una botella rociadora, con la que puedas aplicar fácilmente sobre la herida.

Para que puedas limpiar con facilidad la herida, utiliza un pedazo de gasa o algodón bien limpio. Recuerda que la limpieza no tiene que demorar mucho tiempo, de lo contrario remojara la herida y el problema será mayor.

Aplica infusión de llantén

El llantén es una milagrosa planta que desde tiempos milenarios se viene usando para la desinflamación de heridas, esto gracias a las buenas propiedades antiinflamatorias y purificadoras que tiene. Lo mejor es que realices la preparación de una infusión bien cargada de llantén, para ello tienes que utilizar un litro de agua y un puñado de hojas de llantén.

Coloca a hervir el agua, cuando empieza hervir agrega las hojas de llantén para dejarlo hervir por lo menos 10 minutos. Quita del fuego y deja reposa el tiempo necesario hasta que esté ligeramente tibia y puedas aplicar sobre la herida.

Con esta infusión básicamente tienes que lavar toda la zona de la herida. Coloca una hoja de llantén sobre la zona afectada y deja actuar por media hora. Pasado el tiempo indicado retira y deja secar bien. Cuando la herida está bien seca tienes que cubrir con una gasa.

Para que puedas conseguir buenos resultados, la aplicación de alguno de estos remedios caseros para curar las heridas tienes que hacerlo por lo menos una vez al día. La clave está en que seas constante.

Deja un Comentario

Leer más
Champú Casero de Hinojo para el Cabello Seco

Champú Casero de Hinojo para el Cabello Seco. El hinojo es una maravillosa planta que posee aceites naturales, es un...

Cerrar