Tratamientos para el Asma Bronquial

El asma es una enfermedad inflamatoria de las vías áreas, que se caracteriza por un incremento de la respuesta de las vías respiratorias a varios estímulos y que se manifiesta por estrechamiento de las mismas.

Síntomas

Los 4 síntomas más característicos del asma son:

  • La disnea (similar a la dificultada para respirar a través de una pajita)
  • Las sibilancia (o silbidos). Más de un síntoma es un signo bastante característico el asma.
  • La tos. Puede ser el único síntoma. Suele causarse después del ejercicio, risa o bien de manera espontánea.
  • La opresión torácica. Es la sensación de tirantez o de presión en el tórax.

Los síntomas suelen cesar después de la crisis asmática, a veces lo hacen de manera espontánea y otras con la ayuda de la medicación. Es habitual un empeoramiento de los síntomas durante la noche y las primeras horas de la mañana.

Debes considerar 4 puntos básicos en el tratamiento del asma

1.- La educación: El paciente tiene que conocer su enfermedad, sus características, el grado de intensidad de la misma, que causa sus crisis, y como prevenirlas y empezar a tratarlas, aún antes de consultar a su médico.

2.- El control ambiental: En el asma alérgico, es muy importante que el paciente no tenga contacto con las sustancias a las que es alérgico, y con los irritantes de las vías áreas, en especial el tabaco.

3.- La inmunoterapia (vacunas): Muy importante en el asma alérgico, porque permiten disminuir la sensibilidad alérgica de los pacientes. Las vacunas por vía subcutánea disminuyen después de un tiempo las crisis y el consumo de medicamentos, pero no son un calmante del espasmo bronquial; incluso tiene que evitarse su aplicación durante una crisis.

También hay vacunas que se pueden aplicar por vía sublingual, tienen que ventaja de ser mejor aceptadas por los niños y por algunos adultos, porque las mismas son indoloras. Estas vacunas tienen que ser indicadas principalmente por el alergólogo y su aplicación y duración controladas por el mismo.

4.- El tratamiento farmacológico es cada vez más efectivo y recomendado debido a los modernos medicamentos.

¿Cómo preparar un remedio natural para tratar los problemas pulmonares y respiratorios?

Ingredientes:

  • Medio kilo de cebollas moradas.
  • Dos limones medianos.
  • 1,5 litros de agua.
  • Siete cucharadas de miel cruda.
  • Dos tazas de jarabe de arce puro.

¿Cómo prepararlo?

En una sartén grande, pon el jarabe de arce y precaliéntalo a fuego medio, luego agrega la cebolla morada picada en rodajas, cocínalo por dos minutos y añade el agua.

Deja hervir la mezcla a fuego medio hasta que el agua se reduzca a un tercio y déjalo reposar. Exprime los limones y reserva. Agrega la miel y el jugo de limón, removiendo bien todo para que se integre bien.

Deja que la mezcla repose toda la noche y por la mañana cuela y guarda este remedio en una botella que se de vidrio con tapa.

¿Cómo consumirlo?

Toma una cucharada de la mezcla antes de cada comida. Cuando termines el frasco, puedes hacer más. Repite este tratamiento todos los días hasta sentir que tu salud pulmonar se mejora. Este remedio también los puedes dar a los niños, pero en una dosis de cucharadita.

Este remedio natural también es ideal para combatir la gripe, la tos y los resfriados. Lo puedes diluir en un vaso con agua caliente.

Deja un Comentario

Leer más
Tratamientos para la Hepatitis

La hepatitis se refiere a un grupo de enfermedades virales que afectan el hígado. Los tipos de hepatitis más comunes...

Cerrar